El encuentro entre JMII y Guillamino creó la entidad de Olde Gods, uno de los proyectos más destacados de la escena House catalana. Sus producciones reflejan su peculiar visión de lo que debería ser la música de club.

Olde Gods ya se ha podido ver en las principales salas del país y festivales de ente electrónico.

Esta pareja, además, decidió iniciar su propio proyecto, el sello Minor Planets, que usó como plataforma para editar sus trabajos.